Cuidar su alimentación también es prevenir.

Bienvenidos al blog de D.A.R.E., agradecemos que sigas aquí con nosotros, fomentando la cultura de prevención, tanto para niños, adolescentes y padres. Lamentablemente, en México, 3 de cada 10 niños tienen sobrepeso u obesidad, convirtiéndonos en el primer lugar a nivel mundial. Esto ya se convirtió en un problema de salud pública, que difícilmente se va a revertir.

¿Por qué lo mencionamos de esta manera? Porque no hay una consciencia, no hay una iniciativa de prevención a la epidemia que es la obesidad. Como padres, es necesario tomar medidas y empezar a cambiar esos hábitos por unos más saludables, antes de que sea tarde.

Las consecuencias pueden ir desde enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, e incluso llegar a padecer algún tipo de cáncer, sin mencionar que su esperanza de vida puede disminuir considerablemente.

¿Qué hacer para fomentar a los niños una buena alimentación?

  • Dieta: No necesariamente restrictiva, sino una dieta balanceada, que aporten todos los nutrientes necesarios para su día a día. Y no olvidar el agua, que debe ser su fuente principal de hidratación.
  • Comer cinco veces al día: esto con el propósito de que haya una distribución de ingesta de calorías correcta.
  • Usar la pirámide alimenticia: es necesario que los niños y padres conozcan la distribución correcta de los alimentos, así como de las porciones adecuadas a su edad.
  • Evitar alimentos chatarra: Esta es de las situaciones más frecuentes que propician a la obesidad y a una mala alimentación. Los padres deben ser conscientes de evitar que sus hijos consuman dulces en exceso, así como alimentos fritos y salados, que llegan a causar adicción.

Todo con el objetivo de que una vez que los jóvenes conozcan esta información, tengan las herramientas para mantenerse alejado de las sustancias toxicas, así como de la violencia o situaciones amenazantes, y puedan encaminar sus vidas de manera provechosa y productiva.

¡Para esto existe D.A.R.E!

La única manera de prevenir es aprender a ser conscientes.

Y con conciencia habrá cambio, apóyate en D.A.R.E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *